Transformación y Marketing Digital Centros Educativos

Transformación y Marketing Digital Centros Educativos

 La digitalización del sector educativo está siendo una realidad gracias a las últimas novedades tecnológicas. También, a las medidas que se están tomando desde los servicios implicados, como el Ministerio de Educación y Formación Profesional y el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital. 

 Hace unos años que ha llegado la tecnología a las aulas con varios recursos, como los ordenadores o las enormes pantallas de proyección. Pero, lo más novedoso es que se están convirtiendo las clases en clases digitales totalmente. Clases por videoconferencia, tareas virtuales, comunicación por correos electrónicos y aplicaciones específicas. Esto es lo último que se está experimentando, y más en los últimos meses por la situación que se vive en el país, y en el mundo, por la crisis sanitaria del Covid-19. 

Estos cambios no solo han afectado a la forma se enseñar, sino al sistema de administración de los centros también, así como la comunicación entre éstos y las familias. De hecho, muchas compañías están simplificando y haciendo más transparente y accesible el proceso de administración de escuelas al digitalizar las transcripciones, la supervisión de exámenes, y su calificación. 

Es cierto que esta digitalización comenzó con un retraso en comparación de España con otros países, pero por fin es real y posibles. Con el auge de los llamados aprendizajes combinados y aula invertida. Tanto los alumnos como los centros educativos se encuentren cada vez más cómodos con iniciativas en las que se combinan las clases presenciales con la enseñanza a través de herramientas digitales. 

Herramientas digitales 

En esta apertura del sector educativo hacia el universo virtual, para ser más accesible, permeable y comunicativo. Se pueden emplear varias herramientas digitales, entre ellas: una Web, Web 2.0 y aplicaciones de comunicación. 

– Web 

Todos los centros deben contar con una página web. Esta puede ser más o menos profesional, mejor o peor diseñada, pero lo importante es que esté disponible y cumplas unos mínimos requisitos. Debe contener información sobre el centro, sus actividades, el proceso y plazo de matriculación, datos de contacto y ubicación, para nuevos alumnos, horarios de atención a los padres, etc. 

También puede contener vídeos explicativos sobre el funcionamiento del centro, sobre cada curso en concreto, una visita virtual al centro, añadir enlaces de otras webs de interés y relacionadas con su actividad y con la educación en general, etc. 

– Web 2.0 

Las redes sociales están presentes en todas partes y en todos los sectores. Y el sector educativo no se queda atrás. Dentro de la transformación digital hay que incluir alguna se las redes sociales o plataformas existentes para estar más presentes y más actualizados. 

Se puede empezar con un blog que puede servir de canal para transmitir las noticias oficiales del centro a los padres. Como un resumen de cada semana de lo que han hecho los alumnos en cada grupo/asignatura o también para contar como ha ido una actividad extraescolar, una excursión, los campeonatos deportivos (en caso de organizar), etc. Puede tener inmersas utilidades. 

También pueden contar con una cuenta de Facebook, ya que es una red que usan muchas personas para informarse de lo que pasa a su alrededor. Allí pueden crear galerías de imágenes tomadas a los alumnos, con su previo consentimiento, publicar vídeos de las celebraciones, eventos, actos de varios tipos celebrados en el centro. Así como, informar de cambios de última hora en horarios, suspensión de clases, novedades, etc. 

Apps de comunicación 

Hace años las comunicaciones se hacían, mayoritariamente, con una nota informativa que se lleva el alumno a casa para los padres. Con el tiempo, el correo electrónico ha facilitado la comunicación, para los padres que si sabían manejarlo y tenían unos mínimos conocimientos informáticos. Ahora, las apps de mensajería instantánea o comunicación educativa han facilitado mucho más la comunicación, tanto entre profesor-alumno, como profesores-padres. 

La mayoría de padres forman parte de un grupo de WhatsApp donde están todos los padres y donde se ponen al día y pueden discutir cualquier tema relacionado con la clase de sus hijos. Los docentes pueden notificar a los tutores toda la actividad de su hijo, sus notas, fechas de exámenes, deberes, pueden comunicar reuniones… a todo esto los padres pueden responder y así se agiliza la comunicación. 

Educación en tiempos de COVID-19 

Como señalamos al principio, el proceso de digitalización del ámbito educativo lleva un retraso, pero parece que la pandemia del Covid-19 lo está acelerando. Esta crisis sanitaria ha obligado a los españoles a confinarse, por lo tanto, era imposible tener clases presenciales. Así que, centros educativos, profesorado, alumnado, familias, empresas y trabajadores han trabajado muy duro y con mucho esfuerzo han podido adaptarse a la situación. 

Según especialistas del sector, la digitalización de la educación ha avanzado más en los últimos meses que en la última década. Jaume Pausas, marketing manager de Acer, explicaba que gracias a la crisis “nos hemos dado cuenta de que la digitalización ha de implicar a todas las partes, es decir, escuela, profesorado y alumnado”. 

En este panorama hay que diferenciar la reacción y gestión de la educación pública y privada. La primera ha estado ligada a las disponibilidades de los profesores y alumnos, a su motivación y factores socioeconómicos para solucionar el problema. Mientras que el sistema privado ha reaccionado de forma correcta y rápida para hacer frente a la crisis. En relación a esto, la directora general de Dynabook Iberia, Maite Ramos, cree que la crisis sanitaria ha puesto de manifiesto que la digitalización del sistema educativo español “es insuficiente”. 

La insuficiencia de la digitalización de los centros educativos se refleja en la brecha digital que ha quedado más evidente gracias a la pandemia. Según la UNICEF en España hay unos 100.000 hogares con niños que no pueden conectarse a Internet y un gran número que no tiene acceso a un ordenador o tablet. Hace falta una actualización de las infraestructuras y los recursos con los que cuentan los centros. Enrique Hernández, director de MCR Pro, insiste en que “debemos entrar con intensidad en la era digital” y que la brecha digital “es uno de los retos que tendremos que superar”. 

Programa Educa en Digital 

Para el nuevo curso 2020/21 no es posible recuperar la normalidad de las clases presenciales por la continuación de la crisis sanitaria del Covid-19. Por ello, desde el Gobierno se lanza el programa Educa en Digital para apoyar la transformación digital de la educación en España y hacer posible que este curso todos los alumnos puedan seguir con sus clases. 

Un convenio entre el Ministerio de Educación y Formación Profesional y el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital hace posible este programa que va a dotar con medio millón de dispositivos con conectividad a centros educativos que los pondrán a disposición de los estudiantes para impulsar la educación digital. Se destinarán 260 millones de euros, provenientes de Red.es, fondos de FEDER y las CCAA, para abordar el desarrollo de la transformación digital del ámbito educativo. 

El programa también incluye la puesta en marcha de plataformas de asistencia a profesorado, alumnado y autoridades educativas mediante la aplicación de la Inteligencia Artificial para promover una educación más personalizada. Y es un primer paso para garantizar la correcta protección de la ciudadanía en el ámbito digital, contribuyendo a crear un entorno confiable que ofrezca los mismos derechos y responsabilidades que operan en el ámbito físico. 

Conclusión 

El cambio a la ‘E-Educación’ es uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta el sistema educativo. Es necesaria independientemente de que puedan darse emergencias sanitarias similares a la actual. Integrar las herramientas digitales; como plataformas, redes, sistemas y aplicaciones; en las aulas ayudan a los alumnos a prepararse para los trabajos del futuro, a trabajar en equipo, adaptarse a los cambios del entorno, contar con contenido actualizado y variado. Además de ser una forma más divertida e interactiva para aprender. 

En los últimos meses se han invertido muchos recursos para hacer frente a la situación provocada por la pandemia. Y con eso han salido a luz las deficiencias digitales del sistema y la necesidad de renovación del rol del docente ante la digitalización de la Educación. Así que, hay que esforzarse más para que esta situación no se vuelva a repetir y en un futuro próximo sin COVID-19 se pueda seguir aprovechando para alcanzar un equilibrio de sistema educativo híbrido, que facilite la flexibilización metodológica de las diferentes etapas educativas y permita sacar partido de las ventajas tanto del sistema educativo presencial como del virtual. 

Contacta con Nosotros para la Transformación Digital de negocio o llamanos al 665 63 35 12

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*