ga('create', 'UA-142460321-1', 'auto'); ga('require', 'linkid'); ga('set', 'forceSSL', true); ga('send', 'pageview');
PLAN DE NEGOCIOS

Cualquier persona que esté pensando en empezar con un negocio tiene la necesidad de plantear lo que se conoce como un plan de negocios. Pero, ¿qué es exactamente un plan de negocios?

Un plan de negocios consiste en un documento en el que se exponen los diferentes objetivos que quieres alcanzar con tu empresa, las estrategias y la planificación a seguir para poder alcanzar dichos objetivos, la inversión necesaria para poder llevar todo esto acabo y, en ocasiones, se suele añadir también un apartado de resolución de posibles problemas que puedan surgir en la empresa.

Además de todo lo dicho anteriormente, también podemos añadir a nuestro plan de negocios el análisis del mercado y de nuestros competidores más directos. También es muy importante que, una vez que ya tengamos nuestra empresa, vayamos actualizando periódicamente nuestro plan de negocios. Esto se debe básicamente a que nuestros objetivos iniciales de negocios pueden ir cambiando, y esto tiene que verse reflejado en el plan de negocios.

¿Cómo elaborar un plan de negocios?

En primer lugar, tenemos que tener una idea clara de cómo queremos que sea nuestra futura empresa. Una vez tengamos estos conceptos claros, elaborar nuestro plan de negocios no será demasiado complicado.

Hay ciertos aspectos muy importantes que deben aparecer de forma obligatoria en el plan de negocios, como son, el nombre de la empresa, sus objetivos, los beneficios que esta va generar y la competitividad que tendrá en el mercado.

También hay que hacer un estudio sobre cómo se adaptará esta nueva empresa en el mercado al que se va a incorporar, cómo se encuentra ese mercado actualmente, la competencia a la que se enfrenta y los posibles clientes a los que se va a dirigir nuestra futura empresa.

Otro aspecto muy importante, y que debe aparecer, es la organización de la empresa. Esto es, los diferentes departamentos que tendrá, definir cada uno de los puestos de trabajos que habrá, las estrategias que se van a seguir para obtener óptimos resultados, etc. En definitiva, una buena exposición sobre cómo se lograrán los objetivos y el éxito que persigue tu empresa.

El siguiente paso para seguir completando nuestro plan de negocios es hacer referencia a todos los aspectos económicos relacionados con la empresa. Aquí se puede incluir el plan económico que tenemos previsto para nuestra empresa, la inversión necesaria y una evaluación del entorno económico en el que se engloba nuestra empresa. También se puede añadir los beneficios económicos que se prevén obtener de la actividad financiera de la empresa.

Además de todo esto, es conveniente incluir en nuestro plan de negocios las posibles debilidades de nuestra futura empresa, y también, las posibles soluciones para enfrentar dichas debilidades u otros problemas que puedan ir surgiendo a lo largo del desarrollo de la actividad de la empresa.

Tipos de planes de negocios

Todos estos son los diferentes aspectos que hay que incluir en un plan de negocios. Sin embargo, dependiendo del tipo de empresa que quieras iniciar, los planes de negocios pueden centrarse más sobre algunos aspectos que sobre otros.

Entre los tipos de planes de negocios más importantes destacamos el de nuevas empresas, el plan de negocios para empresas en funcionamiento, y el plan de expansión.

Plan de negocios para nuevas empresas

Este tipo de plan de negocios es básicamente todo lo que hemos dicho anteriormente. Consiste en la descripción de todos los aspectos que conciernen a la creación de una nueva empresa: objetivos, beneficios, competitividad de mercado, e inversiones, entre otros muchos aspectos.

Dentro de este tipo de plan de negocios, también se pueden hacer diferencias. Por ejemplo, no será igual un plan de negocios de una empresa relacionada con la hostelería, a un plan de negocios de un startup online.

Plan de negocios para empresas en funcionamiento.

Este plan de negocios va dirigida a todas aquellas empresas que ya están en funcionamiento y que pretenden mejorar sus actuales resultados. Además de las características que se incluyen en el plan de negocios de una nueva empresa, hay que añadir las debilidades a las que ha hecho frente a una empresa y cómo se han resuelto, además del historial de la empresa. Este plan de negocios consiste, básicamente, en la actualización continua del plan de negocios de la empresa.

Plan de expansión.

Este es un plan similar al anterior. Lo importante aquí es indicar cuáles son las estrategias a seguir para que la empresa siga creciendo y alcanzando sus objetivos. Además de añadir argumentos que demuestren la futura expansión de la empresa.

Teniendo todo esto en cuenta, ya sabemos cuáles son los puntos principales que debe contener un plan de negocios para crear una empresa, siempre teniendo el cuenta el tipo de empresa que vamos a fundar.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*