ga('create', 'UA-142460321-1', 'auto'); ga('require', 'linkid'); ga('set', 'forceSSL', true); ga('send', 'pageview');

PLAN DE NEGOCIOS: CÓMO MONTAR UN NEGOCIO

PLAN DE NEGOCIOS: CÓMO MONTAR UN NEGOCIO

A continuación te ofrecemos una guía para montar un negocio con los aspectos más importantes y los procesos necesarios para comenzar en el mundo de los negocios.

 

 

  • Tener una idea para montar el negocio.

 

La idea por sí sola no vale para nada, sino que lo que importa es cómo se pone en marcha. Tenemos que encontrar una idea que responda a una necesidad y que tenga algo por lo que los clientes estén dispuestos a pagar, es decir, que podamos obtener rentabilidad.

 

Recomendamos que sea algo que te guste y en lo que sepas trabajar, ya que te vas a tener que dedicar bastante tiempo en ello

 

 

  • Buscar socios.

 

Aunque montar un negocio solo es totalmente normal, creemos que lo mejor es encontrar un socio. Así, completas tu perfil con aspectos que tú no tengas y te complementa para hacer que todo se desarrolle mejor.

 

Tienes que asegurarte que las personas que eliges comparten tus mismos objetivos y valores, y que sean personas en las que puedas confiar.

 

 

  • Diseñar el modelo de negocio.

 

Este momento es crucial para la creación de tu negocio. Nos dedicaremos a convertir la idea en algo que te genere ingresos y beneficios, por lo que estás creando el valor del que dependerá tu negocio.

 

 

  • Conseguir financiación.

 

Normalmente uno de los primeros impedimentos a la hora de montar tu negocio es conseguir la inversión inicial que necesitas. 

 

Tienes distintos modelos en los que elegir, como puede ser la financiación interna, por subvenciones, por deuda… y también hay distintos actores que pueden proporcionarte el dinero, como pueden ser amigos, familiares, mediante crowdfunding, banca comercial… 

 

Es importante que te informes de los pros y contras de cada una de las opciones y elijas la que más se adecue a tu situación y necesidades.

 

 

  • Convencer a un inversor o banco.

 

Será necesario que sepas cómo venderle tu proyecto a los demás para tener éxito en el punto anterior. Hay que cuidar la forma a la hora de preparar tu plan de negocios y dar una imagen profesional, y si es necesario sería apropiado que invirtieras tu propio dinero.

 

Tienes que tener en cuenta que no es lo mismo hablar con un banquero, que solo le interesa que le devuelvas el principal y los intereses, y hablar con un inversor, que quiere maximizar su rentabilidad.

 

 

  • Conseguir clientes.

 

Aunque esté el número 6, técnicamente deberías empezar a conseguir los clientes después de haber definido la idea y el modelo de negocio, ya que si tienes consumidores potenciales, será más fácil convencer a los posibles inversores.

 

Hay que ser paciente y esforzarte en conseguir los clientes adecuados que puedas mantener en el tiempo, y posteriormente estaría bien que llevases un seguimiento de tu actividad comercial que resulte eficaz.

 

 

  • Elegir forma jurídica.

 

Es normal que dudes entre ser un empresario individual o montar una sociedad. Según el tipo de negocio te interesará una u otra forma, así que sería conveniente que te informases de las ventajas e inconvenientes de cada una y elijas las que más se adecue a tus necesidades.

 

 

  • Elegir el nombre de la empresa.

 

Es una elección fundamental a la que le tienes que dedicar el tiempo necesario porque es lo primero que van a ver tus futuros clientes y socios empresariales.

 

Como consejo, te recomendamos que elijas un nombre corto, fácil de recordar y positivo, que no se confunda con otras marcas y desvele en cierta parte el valor de tu negocio.

 

 

  • Contratar empleados.

 

La contratación del primer empleado es uno de los momentos más importantes de un negocio, así que tienes que asegurarte de que sea la persona adecuada.

 

 

  • Encontrar un local.

 

Tanto si tu negocio está abierto al público como si puedes trabajar desde casa, sería recomendable que te planteases establecer una ubicación a tu puesto de trabajo.

 

 

  • Encontrar proveedores.

 

Son terceros bastante significativos y tienes que dedicarle especial atención a su elección. El precio no lo es todo, así que necesitas encontrar los socios adecuados.

 

Si has seguido todos estos pasos, significa que tienes una empresa en marcha, así que sólo te queda consolidar tu proyecto. Mantén siempre al cliente en el foco de tus decisiones, y ¡ánimo!

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*