ga('create', 'UA-142460321-1', 'auto'); ga('require', 'linkid'); ga('set', 'forceSSL', true); ga('send', 'pageview');
CRÉDITOS PARA EMPRENDEDORES

Cuando se decide dar el salto a emprender una empresa, siempre surgen dudas de todo tipo. Una de estas preguntas que nos asaltan es la de cómo conseguir fondos para poder poner en marcha nuestro negocio. Por norma general, cualquier persona que quiera emprender un negocio tendrá la necesidad de pedir un crédito para poder financiar la idea de negocio. Excepto en las opciones de algunos comercios online, donde a veces se necesita una inversión mínima y bastaría con tener algunos ahorros.

Sin embargo, como se iba diciendo, lo normal es que una persona pida un crédito para poder formar una empresa. Actualmente, existen muchos tipos de ayuda financiera para todos aquellos que quieran emprender un negocio, sea del tipo que sea. Se pueden diferenciar este tipo de ayudas dependiendo de la administración que conceda el crédito, por ejemplo, ayudas concedidas por el banco o incluso por el Estado. Normalmente, los más comunes son los créditos otorgados por las entidades bancarias, aunque existen muchas otras formas de obtener cierta financiación para la formación de nuestra empresa. A continuación, vamos a ver algunas de ellas.

Préstamos para emprendedores en el banco

Hoy en día, prácticamente todos los bancos ofrecen diferentes tipos de préstamos o créditos para los emprendedores y autónomos. Las condiciones para obtener estas ayudas, obviamente, van a variar dependiendo de la sucursal bancaria a la que nos dirijamos. No obstante, ciertas condiciones son básicas a todos los bancos. Algunos de los requisitos que van a pedir cuando nos dirijamos a un banco a solicitar un crédito es, entre otros, no figurar en ninguna lista de morosos y el nivel de endeudamiento que podamos tener, así como la vinculación que tengamos con la entidad bancaria en sí. Dependiendo de la situación en la que estemos, el banco puede solicitarnos también un aval, en ciertas ocasiones en las que se pueda ver un cierto riesgo en el proceso.

Otros elementos muy importantes que hay que tener listos en caso de que acudamos a pedir un préstamo son tener preparados documentos relacionados con nuestra empresa, como el plan de negocios, la declaración a Hacienda, el alta de autónomo o los justificantes de pagos de la Seguridad Social. Teniendo todo esto en cuenta, el banco comenzará a realizar un estudio para saber si somos aptos de recibir un crédito o no.

Préstamos del Estado para emprendedores

Desde hace algún tiempo, ya existen ciertas ayudas con las que el Estado contribuye a la formación de nuevas empresas. Estas ayudas están concedidas por el Ministerio de Economía del gobierno y van dirigidas a apoyar a las empresas en el ámbito económico, ya sea en el comienzo de una nueva empresa, como en el desarrollo de la actividad que esta tenga, y siempre y cuando necesite algún incentivo en un momento determinado.

Estas ayudas del ministerio están gestionadas por la Empresa Nacional de Innovación (ENISA) la cual se encarga de gestionar todo el proceso de crédito y de otorgar los mismos a las empresas. La característica principal de estas ayudas es que se tratan de créditos de tipo participativo. Es decir, el crédito es por una parte un préstamo bancario y por otra capital de riesgo. A esto hay que añadirle que la empresa ENISA también participa de los resultados que obtenga el negocio beneficiario de la ayuda. El tipo de interés de este préstamo se calcula según los resultados y beneficios que obtenga el negocio al año.

Estos préstamos no solo se dirigen a empresas nuevas y que están empezando, también hay secciones dedicadas a empresas que ya están en curso y que necesitan crédito para cualquier proceso que vayan a llevar a cabo. Estas son las principales líneas en las cuales la ENISA oferta créditos para empresas.

Línea para jóvenes emprendedores

Están destinadas a todas aquellas empresas que hayan sido fundadas por jóvenes en un periodo de tiempo de menos de un año. Estas personas que soliciten este préstamo deberán tener menos de 40 años. Uno de los requisitos de este crédito es que la empresa tenga un beneficio que sea igual al 50% de la cantidad concedida en el crédito.

Línea para emprendedores

Las características de este préstamo son similares al anterior. La única diferencia es que en este caso no hay límite de edad para aquellas personas que decidan solicitar este préstamo.

Línea para empresas en crecimiento

Como bien se puede intuir por el título, esta línea se centra concretamente en todas aquellas pequeñas empresas que estén ya consolidadas y que tengan que hacer frente a un proceso de expansión.

Líneas ICO

Existe también otra posibilidad para solicitar un préstamo y es a través de la ICO, es decir, del Instituto de Crédito Oficial. Estos préstamos se caracterizan porque son ayudas que hay que solicitar al banco, pero con fondos que proceden de la entidad mencionada anteriormente. Se conceden ayudas tanto para emprendedores, autónomos y empresas de todo tipo.

Sabiendo todo esto, solo tenemos que estudiar qué crédito se ajusta mejor a nuestras necesidades y las de nuestra empresa para obtener dichas ayudas.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*