COMERCIO ELECTRÓNICO

COMERCIO ELECTRÓNICO

Actualmente, el comercio electrónico es una opción por la que muchas empresas y negocios se deciden para poder llegar a más clientes. Este tipo de negocio consiste básicamente en la compra y venta de productos. La diferencia principal con cualquier otro negocio es que la compra de los productos se hace a través de internet. Gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías, el comercio electrónico, también conocido como e-commerce, se ha incrementado notablemente como la opción cada vez más usada a la hora de comprar productos. Este tipo de comercios ofrecen ventajas que no tienen otros comercios tradicionales. La principal ventaja es el hecho de que puedes comprar prácticamente cualquier producto sin moverte de casa.

A continuación, vamos a profundizar un poco más en todo aquello que rodea a un comercio electrónico y la importancia que tiene en la actualidad.

¿Qué es el comercio electrónico?

Como ya hemos dicho con anterioridad, el comercio electrónico es como un negocio tradicional que se dedica a vender productos, con la diferencia de que esta venta de productos no se produce de forma física, sino que se produce a través de internet. Un comercio electrónico no solo puede referirse a la compra y venta de un producto concreto. También puede hacer referencia a la oferta de ciertos servicios, como, por ejemplo, servicios de banca electrónica, reserva de cierto tipo de servicios, etc.

El hecho de que el comercio electrónico haya experimentado un gran auge durante estos últimos años se debe precisamente a la gran globalización que ha provocado el desarrollo de las tecnologías. Las ventajas que proporciona todo el comercio electrónico han influido también en el incremento de este tipo de negocios.

Es precisamente esto lo que nos lleva ahora a hablar sobre las ventajas y desventajas que ofrece el comercio electrónico frente al comercio tradicional.

Ventajas del comercio electrónico

El comercio electrónico ofrece ciertas ventajas con respecto al comercio tradicional, lo cual ha provocado que el e-commerce sea cada vez más común. Esto no significa que el comercio tradicional vaya a desaparecer. No obstante, es cierto que cada vez más empresas y negocios apuestan por invertir en un comercio electrónico en lugar de hacer una inversión en un comercio tradicional. ¿Pero cuáles son las verdaderas ventajas que ofrece el comercio electrónico para que cada vez más se apueste por él?

Una de las ventajas principales es que permite a los clientes comprar cualquier producto que quiera desde la comodidad de su casa. No es necesario el desplazamiento a ningún local, simplemente se necesita una buena conexión a internet y saber qué producto estamos buscando. Esto nos lleva al hecho de que un comercio electrónico permite a las empresas tener un horario comercial ininterrumpido de 24 horas durante los 365 días del año. Esto supone una gran ventaja. No solo para los clientes, los cuales pueden acceder a la compra del producto en cualquier momento o lugar, sino también para el propio negocio, puesto que puede vender sus productos a cualquier hora del día y en cualquier momento.

Otra ventaja bastante importante para el propio negocio es que permite abaratar costes, puesto que solo tendría que hacer frente a los costes de envío del producto en cuestión, ahorrándose el resto de costes que implicaría tener una tienda física.

El comercio electrónico también permite a la empresa poder conocer mejor a sus clientes, lo cual hace que se puedan diseñar ciertas estrategias de marketing para poder fidelizar a estos clientes. El marketing también tiene un papel fundamental en el e-commerce, al igual que lo tiene en un comercio tradicional. El departamento de marketing de una empresa puede encargarse de hacer toda la promoción necesaria para que el producto llegue a clientes concretos. Además, se encargan de hacer un estudio de la competencia y de los posibles clientes a los que ofrecer los productos que se van a poner a la venta.

Desventajas del comercio electrónico

Comparado con todas las ventajas que puede llegar a ofrecer el comercio electrónico, las desventajas de este no son muchas, pero sí que es cierto que podemos encontrar algunas. Una de estas desventajas es que cuando compras el producto, normalmente no puedes obtenerlo de forma inmediata, debido al tiempo de envío que se necesita para que este llegue al domicilio del cliente. Esto, sin embargo, no ocurre en un comercio tradicional, donde sí que te puedes llevar en el momento el producto directamente de la tienda.

Algo a tener en cuenta también es que, actualmente, hay que ser muy cautos a la hora de realizar compras por internet, ya que en algunas ocasiones podemos encontrarnos con ciertos timos o fraudes. A pesar de todo esto, el e-commerce es algo que cada vez más empresas deciden crear. Hay algunos negocios que incluso combinan el comercio tradicional y el comercio electrónico, abarcando así a mucho más público y clientes.

En definitiva, el comercio electrónico es una buena opción si queremos crear un negocio de éxito en la actualidad.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*